viernes, 14 de diciembre de 2007

Aquarium

Hoy os voy a hablar de una de mis pasiones... o mejor dicho, sueños. Me encantan los acuarios, me fascinan; me quedo embobado leyendo, mirando fotos y, las menos veces, viéndolos en directo. Siempre que hay un documental en TV sobre el mar y hablan de los corales y tal me quedo allí como un tonto soñando en tener algún día mi acuario.

Hace poco mi amiga Vanessa (que algun@s ya conocéis) tuvo un percance con su acuario y perdió todos los peces. Fue como una señal: Mike tienes que hacer un acuario. Hazlo por los pececillos de Vane... La verdad es que me despertó esa curiosidad por trabajar y por hacerme con uno, y os adelanto que ya estoy manos a la obra para en un futuro próximo tener mi propio acuario.

He contactado con personas que se dedican de lleno al mundo de la acuariofilia y estoy seguro que me van a echar un cable en el tema (por mucho que me gusten los acuarios, mi experiencia es nula). Vane, me vas a ayudar tu también? Obviamente no puedo empezar con algo monstruoso, ni con un acuario marino, cuyo coste y mantenimiento requieren unas condiciones especiales. Tampoco es mi objetivo criar (tengo experiencia en criar canarios y todas estas cosas requieren de un precioso factor que yo no tengo: tiempo). Mi intención es crear un acuario tropical (o amazónico) de agua templada y no biotópico (un acuario biotópico es aquél que sólo tiene especies, ya sean vegetales o animales, que se dan de forma natural en un habitat).

Ni que decir tiene que los acuarios marinos (agua salada) son los mas sobrecogedores (os prometo que se os pueden saltar las lágrimas al ver alguno de estos), pero tienen un coste para empezar elevadísimo... alrededor de 3000€. Aún así, en un futuro, cuando sea rico, tendré uno. Uno de los atractivos de estos acuarios es la posibilidad de incluir invertebrados, como las anémonas o estrellas, crustáceos, corales y peces de arrecife: ya os podéis imaginar el resultado:



Pero los acuarios de agua dulce también pueden resultar preciosos, y no requieren unas habilidades tan profundas:


Ahora viene lo malo: si quieres tener un acuario medio regular te hace falta un habitáculo de al menos 150-200 litros, lo cual significa que la pecera en sí medira un metro o más, y puede llegar a pesar más de 300kgs! Ya le he buscado un sitio en mi dormitorio y espero que algún día mis peces naden en las aguas templadas de mi particular clima tropical.

Acepto donaciones y/o artículos relacionados con este tema. Conforme vaya avanzando en mis conocimientos y desarrollo de este proyecto os iré contando, y en vez de poner fotos de acuarios encontradas en google, os pondré mis fotos, y seré feliz.

Mike.


PD: oferta especial para navidad de mi primo en su tienda de electrodomésticos. Más información en esta web.

1 comentario:

Rocío Brontë dijo...

A lo máximo que he llegado yo cuando era aún un infante inocente es a tener una pecera redonda, más o menos grande, con un pez.

Ya está.

No sé si yo tendría paciencia para tener un acuario... de todos modos, me encanta mirarlos.

Besos acuáticos.

Rocío Brontë