jueves, 3 de enero de 2008

Hazte famoso en internet

En las primeras entradas de este blog cité el ya conocido caso del chico que difundió un dibujo de una 'niña' que había visto en el metro para encontrarla, y que con la ayuda de los internautas dio con ella y pudo ponerse en contacto. Semejante boom de una web, de un acontecimiento, de una persona, no pasa todos los días, pero tampoco es tan raro. Aún así, las consecuencias de estas bombas mediáticas que aparecen en la red son agridulces.

Y es que casi cualquiera puede hacerse famoso de un día para otro gracias a la red de redes. Que se lo digan, si no, a Allison Stokke, una joven atleta norteamericana de 18 años que aún está en la secundaria y que podéis ver a la izquierda: un día se le ocurrió grabar un video de 3 minutos explicando su técnica para conseguir mejores saltos en la modalidad de pértiga, lo colgó en youtube, y tal número de visitas recibió el video que al cabo de 2 semanas, la muchacha ya tenía clubs de fans, seguidores en sus entrenamientos, cientos de fotos en internet y, lo peor, un miedo importante a salir sola de casa. En su favor he de decir que la nena es muy bonica, mucho.

Pero normalmente las ideas que mejor y más suelen triunfar en internet son aquéllas tan sencillas como originales. Hace poco menos de 9 años, un par de locos amigos se les ocurrió probar un motor de búsqueda que habían creado en su casa como afición. 1 año y medio más tarde, con la empresa ya fundada 'Google', intentaron vender su tecnología a diferentes empresas por un millón de dolares. No lo consiguieron. Ahora, esos mismos que rechazaron comprar Google por tan insignificante suma de dinero deben estar estirándose de los pelos y autoflagelándose por el terrible error que cometieron: hoy por hoy, Google es todo un estandarte en internet, el motor de búsqueda más usado, una de las mayores empresas del mundo que aglutina ya más servicios de los que nadie pudiera imaginar, el mejor sitio para trabajar según los sondeos y una marca que vale cientos de miles de millones de dólares.

El mismo camino tuvieron ideas tan simples pero originales como youtube, myspaces o wikipedia. Es muy curioso el caso del chaval este que creó una web con la promesa de mantenerla online por un tiempo mínimo de 100 años y en la que vendió el espacio ocupado por la imagen de ésta (1 millón de pixeles) a un dólar el pixel, para que las personas o empresas pudieran anunciarse. Desde luego la idea no tiene desperdicio, ni el bolsillo del chaval tampoco: un millón de dólares que ganó en pocas semanas.

¿Sabíais que ahora los episodios piloto de las series en vez de mostrarlos a un grupo de críticos y televidentes los cuelgan en internet y según su número de descargas e interés así producen la serie o no? Internet se ha convertido en el mejor y más grande escaparate para hacer famos@ la idea o la persona de turno. Con sus ventajas y desventajas, internet es el futuro, en todos los sentidos, incluído el del éxito.

Así que ya sabéis, si queréis haceos famosos, pensad en alguna idea tan brillante como sencilla y original, y por un módico precio, yo os la compro y os nombro luego en las ruedas de prensa, ok?

Un saludo! Mike.

2 comentarios:

Rocío Brontë dijo...

Da que pensar, qué quieres que te diga.

Cada vez me doy más cuenta de lo pardilla que soy, y de lo sosísima que es mi vida.

Kisses.

Rocío Brontë

Mike Adán dijo...

No he entendido lo que quiere decir. Por favor, repita cuál es su problema.

:)